viernes, 6 de agosto de 2010

Manuel Asencio Segura: Ña Catita


Manuel Asencio Segura nació en Lima en el año 1805. Fue hijo de de un militar español que le hizo seguir la misma carrera como cadete en el ejército español. Residió en Huancavelica. Participó en la batalla de Ayacucho y pertenece al ejercito realista hasta 1841, año en el que se retira como sargento mayor. Después trabajó en el Ministerio de Hacienda y contrajo matrimonio con Maria Josefa Fernández de Viena.
Su carrera literaria se inicia con “El Sargento Canuto” y su novela “Gonzalo Pizarro” publicada en El Comercio. Funda el diario “La Bolsa” donde publica su producción literaria. Luego crea el “Moscón” y dirige “El Cometa”. En 1858 deja la administración pública y concurre a las veladas literarias. Finalmente muere en 1871.
La obra se divide en cuatro actos de la siguiente forma:
- Acto Primero (8 escenas): La obra empieza con la discusión de Jesús y Rufina sobre el futuro de Juliana. Rufina quiere que su hija se case con Alejo, un viejo pedante que, según ella es lo mejor para su hija. Jesús recuerda la memoria de un viejo amigo de combate quien le encargó su hijo Manongo. Luego Rufina habla con Alejo y éste habla maravillas para hacerle creer que es todo un caballero. Así, al entrar Juliana, su madre querrá comprometerlo con Alejo, pero ella se niega. Finalmente Ña Catita y Rufina hablan de Alejo, lo alaban y llaman a Juliana para convencerla y obligarla de que Alejo es el mejor partido para ser su esposo. Ella les confiesa su amor por Manuel, pero su madre le prohíbe encuentros con él.
- Acto Segundo (29 escenas): Juliana habla con Mercedes, la sirvienta, sobre lo que siente y duda sobre si su padre lo apoyaría en su compromiso con Manuel, quien es a quien ama. Juliana le cuenta a Manuel que la quieren obligar a casarse y quieren hablarle a su padre sobre si les puede apoyar. Pero entra Rufina con Catita, causa alboroto, pues no quiere ver a Manuel. Al entrar Alejo a la escena Ña Catita siente que va a disfrutar la pelea que se viene. Luego de esto, Manuel le dice a juliana que le dirá a su padre sus intenciones con ella. Catita habla con Alejo y decide ayudarlo y la discusión de Rufina y Jesús continúa.
- Acto Tercero (20 escenas). Ña Catita habla con Jesús, y éste también sabe qué tan perversa es Ña Catita, ella le convence a Manuel que quiere ayudarle; pero en realidad maquinó un plan a favor de Alejo. Catita le dice a Manuel que no diga nada hasta que ella vea cuándo es conveniente. Pero Juliana y Manuel deciden huir, mientras que por otro lado Rufina, con ayuda de Ña Catita y Alejo, decide mudarse, pues no soporta a su marido.
- Acto Cuarto (17 escenas): Mercedes le dice a Juliana lo que planea su madre y ella le confiesa que huirá con Manuel. Y cuando ella está esperando Ña Catita entra y descubre su plan. Luego entran sus padres y Jesús al ver a una persona sacar los muebles descubre que Rufina quería irse. Alejo entra a la escena solo para ser petulante y hablar del vestido. Finalmente entra Juan, un viejo a migo de Jesús, quien le quiere dar una carta a Alejo de su esposa. De esta manera se descubre cómo es en realidad Alejo. Rufina llora por haber creído en él. Se abrazan los padres de Juliana y los futuros esposos.
Ña Catita es una obra con marcado lenguaje de la época, lo que impide su entendimiento. Un solo ambiente es necesario para desarrollar la obra y mostrarnos lo que puede causar sólo la palabra (quizá por eso no hay cambio de escenario, para el caso no importa). El mal uso de la palabra tendrá como fin el envenenamiento de una familia. Ña Catita convence a Rufina de que odia a su marido. Trata de ayudar a Alejo, está donde no debe. Se inmiscuye en asuntos que no son suyos, esto tiene consecuencias negativas. Ella es el símbolo de la hipocresía adherida en la alta sociedad del siglo XIX que retrata Asencio Segura, quien recogió un mal, suponemos, de uso corriente en su época.
De esta forma el autor es crítico con su entorno social y realiza una versión peruana de la Celestina. La forma que utiliza es occidental, y responde sólo a su contexto español nacido en Perú. Su visión es entonces española, pues la historia no tendría ningún problema al cambiársele Lima por Madrid. La obra recoje el estilo de teatro de Europa. Y no existe todavía un aditivo peruano.
Finalmente. Ña Catita es una obra nacida en el Perú, y recoge las vivencias, desde una visión crítica, de la alta sociedad española de la época después de la llamada independencia del Perú.

No hay comentarios.: